Por Eduardo Luis Aguirre

 



Es probable que esté cayendo Bajmut, un enclave vital en materia de comunicaciones y el núcleo del último anillo de defensa de Ucrania. Desde allí hasta el Dnieper no hay defensas oponibles al avance de las tropas rusas.

Por 

Eduardo Luis Aguirre



Estonia vota. En medio de la guerra, con una sociedad fragmentada y tres fuerzas políticas pugnando por hacerse del gobierno, este pequeño país de algo más de un millón de habitantes es un vecino crucial de Rusia y un miembro periférico de la Unión Europea enclavado en la lejanía del inquietante Mar Báltico.

Por Eduardo Luis Aguirre

Hace ya varios días, en el programa La Base, que conduce Pablo Iglesias, el periodista Manu Levin analizaba y sacaba a la luz la relación de los grandes medios de comunicación con policías que cumplían a la vez con un doble rol de escribas e informantes. El primer caso que mencionaba era emblemático.
Por Eduardo Luis Aguirre



Hace unos pocos días, "La Política On Line" advertía sobre una noticia que llevaba un titular al menos inquietante, que decía: “Exclusivo: Desde que la Aduana escanea los containers, el tráfico de drogas a Europa se mudó al puerto de Montevideo”.

Por Eduardo Luis Aguirre.

La VII reunión de la CELAC, inaugurada en el mítico Sheraton Hotel de Buenos Aires (aquel que, en la entusiasta voluntad juvenil de los 70 debería  transformarse en el Hospital de Niños) ratificó el estado de profunda inestabilidad de la región y de la propia CELAC.

Por Eduardo Luis Aguirre.

La OTAN ha armado a Ucrania hasta los dientes y el gobierno de Zelenski accede a tecnología de última generación. Nada hace suponer que esta guerra cese en lo inmediato.

Por María Liliana Ottaviano

Cuando Eduardo Aguirre escribe en su artículo “Intento de golpe en Brasil. La fuerza de choque de la derecha” realiza dos caracterizaciones en las que me interesaría detenerme en este escrito, ya que ambas son indispensables para entender lo que ocurre por estos días en Brasil, pero también para poder acercarnos a otras experiencias golpistas que han sucedido en nuestra región.

Por Eduardo Luis Aguirre 


La nueva capital de Brasil (las anteriores fueron Salvador de Bahía y Río de Janeiro), fundada en 1960 (fue construida en poco más de tres años) y calculada para que vivieran alrededor de 500.000 personas, la mayoría de ellas funcionarios públicos, hoy es una megalópolis habitada por casi 5.000.000 de ciudadanos si consideramos también la zona metropolitana o gran Brasilia.