El Tío (y Chejov)
Por Eduardo Luis Aguirre
 
El Tío la tiene clara. Fue un articulador simbólico y un conductor vigente de una familia singular en tiempos desoladores. Conoce de las luchas, de las victorias y también de las derrotas más intensas. Fue capaz de entregar de sí lo mejor para mantener en unidad esa diversidad donde conviven desde un mozo y una nodriza hasta un terrateniente arruinado y su propia madre. Reconoce al pie de la letra los laberintos recorridos por esa comunidad estragada por vicisitudes difícilmente reversibles, entre las que no faltan los vicios, los errores y las elecciones que no parecen guardar relación con la profundidad del drama común.

Por Eduardo Luis Aguirre
La ultraderecha latinoamericana se ha unido para malversar un concepto con el que describen desmañadamente y con la lógica del “vale todo” el ejercicio democrático de la protesta social. El concepto es el de “revolución molecular”, a la que han añadido la voz “disipada”, para que esa enunciación no sea una copia burda y absoluta de una concepción de Félix Guattari, que data originariamente de los años setenta del siglo pasado.

Eduardo Luis Aguirre dialogó con el flósofo Diego Tatián en la edición habitual de los días jueves de "La condición humana", el programa que se emite por la Radio Pública.

Por Eduardo Luis Aguirre
Hace algunos años, el presidente neoliberal que se abatió sobre nuestro país antes que el Covid rubricaba su perversa ignorancia asegurando que la Argentina desciende de los barcos, el macabro latiguillo que intencionadamente encubre el genocidio de un desierto poblado y el dato objetivo de que, aun así, masacre de por medio, más del 55% de los argentinos tiene en la actualidad sangre indígena.

Eduardo Luis Aguirre dialogó en la  pasada edición sabatina de Multitud con el investigador Germán Palkowski sobre la situación actual que atraviesa Colombia.

La vigencia del uribismo. La construcción de un sentido común conservador. Las dificultades objetivas y subjetivas para la construcción de una alternativa popular. Las motivaciones de las protestas. Las violaciones a los derechos humanos. Los falsos positivos. La relación de fuerzas política de un país clave en el continente.

Para escuchar el programa completo, CLICK AQUÍ

Eduardo Luis Aguirre evocó en la edición semanal de "La condición humana" al pensador Trivo Indjic.

Su trayectoria, su obra, su pensamiento. La radicalización de la paz, de la justicia y de la ética. Las marcas de la guerra. Su decir, su capacidad para poner en diálogo tradiciones, lenguajes e historias paralelas. Sus reflexiones sobre la historiografía. La reivindicación de la verdad y los DDHH. Las analogías entre España y los Balcanes. La mirada y la palabra de un personaje enorme, a un año de su desaparición física.

Para escuchar el programa completo, click aquí

Por Eduardo Luis Aguirre

Duelo, reflexión, constatación, corporalidad, certeza, llanto, sosiego, resignación, promesas de reencuentro en un más allá que admite diferentes traducciones. Los ritos mediante los que los seres humanos despidieron a sus muertos siempre tuvieron distintas motivaciones y sentidos a lo largo de la historia. La pandemia nos ha privado también de la intensa intimidad de las exequias, de la ceremonia irrepetible y necesariamente desgarradora del adiós.

Eduardo Luis Aguirre analizó en "Multitud" las elecciones en la capital española.

La derecha arrasó en Madrid, confirmando una tendencia preocupante a nivel mundial, que confina a los espacios populares a luchas defensivas y nuevos y severos ejercicios de reflexión teórica. El PP ganó en el barrio de Vallecas, histórico bastión obrero y antifranquista de la capital española.

Pablo Iglesias acaba de anunciar su retiro de la política. Unidas Podemos obtiene un caudal electoral menor que el neofascista Vox. La presidenta de la comunidad madrileña, Isabel Díaz Ayuso, una versión transatlántica de Patricia Bullrich, ha pronunciado una frase que obliga a una urgente reflexión: “No entienden nuestro modo de vida, por eso el sanchismo no entra en Madrid”. El “modo de vida” que se impone fatalmente es el del sujeto colonizado por el neoliberalismo. No habrá espacio para disidencias.

El programa se encuetra disponible haciendo click aquí.