Un nuevo ataque misilístico, llevado a cabo por aviones no tripulados estadounidenses, ocasionaron en las últimas horas nueve víctimas fatales en Afganistán, en lo que constituye una masacre que se suma a una larga lista de personas asesinadas mediante esa tecnología de destrucción y muerte.
Los ataques no han provocado ninguna reacción de la Comunidad Internacional, ni se conoce denuncia alguna ante los tribunales de de la denominada justicia universal.
A pesar de que esas agresiones son violatoria de expresas normas internacionales y constituyen casos emblemáticos de crímenes contra la Humanidad, solamente se cuenta hasta ahora con los registros que proporcionan algunas agencias de noticias del mundo.
Sin sorpresa, el Parlamento Europeo adoptó hoy en Estrasburgo, una resolución presentada por la mayoria neoliberal (PPE, ALDE, ECR, EFD y S&D) y colonialista que "condena" la re-nacionalizacion de YPF y pide sanciones.


Las tres enmiendas del grupo GUE/NGL fueron rechazadas por amplia mayoria.

Sin embargo es interesante observar que 62 [email protected] votaron a favor de la enmienda 3 del grupo GUE/NGL que insta a los Estados Miembros y a España en particular considerar la nacionalización de REPSOL en Europa también.
original de enlazandoalternativas.org

Por Manuel Taibo. Original de www.diario-octubre. En los Estados Unidos de Norteamérica: “Los grupos humanos se deslizan entre los monstruos desempeñando los papeles asignados por el poder a la pobreza, las costumbres, los oficios, profesiones y actividades, los deseos, los impulsos de placer, destrucción, sublimación, amor y muerte. De todas las fabulaciones atroces incluyendo las cinematográficas y las tiras cómicas, sobre la agresión de los insectos gigantes. Casi todas las definiciones de lo monstruoso coinciden en calificarlo de desorden grave del orden emocional y natural”.
En esa sociedad el culto a los monstruos y a lo monstruoso con esa industria audiovisual enferma, como el propio norteamericano y su civilización, distorsionada por el capitalismo consumista y la tecnología puesta a su servicio, la imagen brotada del inconsciente de esa cultura, son los indestructibles monstruos electrónicos de avances tecnológicos perfectamente prescindibles, destinados al consumo y sus demoníacas escenas reiteradas. No es casual que el tiempo de ese pueblo sea el del consumo de las Drogas y la epidemia del Sida.
En ese país, alienan a la juventud, disfrazan a las niñas como símbolo sexual, estimulándoles la vanidad, el exhibicionismo, el narcisismo. Hablan de liberación de los prejuicios. ¿Qué prejuicio mayor que reducirlo todo a una sexualidad dirigida hacia el comercio y la venta? Todo lo sexualizan en cálculo frio de ganancias, mediante la publicidad, la T.V., y el espectáculo continuo.
Esa sociedad “humana” está compuesta en una gran mayoría de enfermos mentales: psicópatas y sociópatas; lo llevan en los genes, lo transmiten de padres a hijos. El mayor ejemplo lo tenemos en la manera horrenda en que se matan entre si, hombres, mujeres y niños: en centros de enseñanza, en la calle, cualquier de estos sujetos dispara contra sus semejantes sin motivo ni causa, etc.; diariamente vemos en sus medios audiovisuales de comunicación, la forma aberrante de pedofilia y como fríamente asesinan y descuartizan a sus victimas.
Esa sociedad, a medida que se ve envuelta en la apretada y asfixiante red de las substituciones tecnológicas, todas al servicio de la meta consumista capitalista, del poder bajo cualquier aspecto, del negocio armamentista y del dominio sobre la naturaleza. Entonces la droga se presentó como el gran paliativo, la única fuga posible, y el sexo desvirtuado, desacralizado, se convierte en refugio efímero ante la masificación y la sobrepoblación cuyos efectos preparan la reducción de los hombres a la condición de insectos.
El personalismo no puede sentir el resplandor de la Unidad, porque quiere ser el único o el más grande o el que manda o gana más. Lo contrario del principio unificador es el personalismo disociador. Una derivación desesperada de esa conciencia “moderna” personalizada resulta la visión apocalíptica disolutoria —el Caos— para reiniciar todo, para una renovación integral, o el grito, de un monstruoso egocentrismo confundido con un sueño paradisiaco: “La Barbarie es para mí un rejuvenecimiento”.
Lo peor; no es un individuo con capacidad de libre albedrío, maduración interior, sentido elevado de responsabilidad, riqueza intima espiritual, sino una persona-masa sin poder de elección, un consumidor obediente que ajustará sus criterios a los de la publicidad, los medios y las proposiciones de la civilización de consumo. Tal situación explica los estallidos psicóticos de individuos (no los grandes individuos) que enloquecidos, se atrincheran para matar gentes desconocidas, transeúntes de la calle, como sucede frecuentemente en Estados Unidos, modelo de democracia, del reino de la cantidad, de reino de los insectos.
El imperio-sionista gringo, sajonizante, nos amenaza con la IV flota, la quinta, la sexta y la séptima, con sus portaviones, submarinos y bombas atómicas, para llevarse el oro negro (petróleo) y las riquezas de nuestro subsuelo, más tarde vendrán por el agua potable. Ellos roban la identidad de los pueblos, invaden, saquean y asesinan monstruosamente con la más cínica y cruel indiferencia.
En Venezuela el imperio-sionista gringo y sus socios oposicionistas tratarán de tendernos una celada el 7 Oct., ante la arrolladora victoria del pueblo Bolivariano. Vienen a destruir nuestra quietud domestica y a detener el impulso de nuestra Revolución. Realizarán, más que una tentativa de invasión bélica, una manera de atemorizar a los venezolanos. Por medio de esta táctica buscarán doblegar antes de la lucha las resistencias morales, pretenden sembrar el pánico y crear una conciencia paralítica, muy capaz de olvidar la propia esencia pseudo-filosófica de las doctrinas de los bárbaros.
Utilizan las más fútiles necedades para justificar las agresiones e invasiones. Quieren hacer ver a nuestros gobernantes como criminales de guerra y traficantes de drogas. Se valen de su superioridad militar, la complicidad de la clase pudiente de nuestros países, la propaganda para amenazar y manipular, acusan a nuestros gobiernos para invadirlos: que tienen armas de destrucción masiva, que violan los derechos humanos y las libertades “democráticas”, etc. Valiéndose de esas burdas acusaciones, destruyen civilizaciones enteras; los despojan de su territorialidad y tratan de cambiarnos nuestra forma ancestral de costumbres y creencias.
Los animales no son capaces ni de perversidad cultivada ni de satanismo elaborado como estos engendros. No les falta canibalismo. Quizá sea esta devoración entre semejantes lo que ha dado lugar a diversos mitos, fábulas y arquetipos, desde la madre y el padre terrible hasta la vampiresa.
El terror de la revolución francesa está muy santificado en los altares políticos del mundo; pero el terror inquisitorial del imperio sionista gringo; ese terror que hace morir ignominiosamente a los seres humanos, a los idealistas más puros, a los que sacrificaron toda su vida para lograr la libertad política y social; por la que se inmolaron y luchan, los más grandes genios y Héroes de la Humanidad…; y esos monstruos, esos traidores al ideal libertario, no sólo producen terror con sus crímenes inauditos, sino que provocan una reacción mundial…, porque, eso que se llama sionismo-imperialista ¿qué es?…, sólo una caricatura del fascismo del nazismo; el mismo tipo de dictadura, el mismo tipo de estado, el mismo tipo de esclavitud. Con una sola diferencia: esos dictadores europeos que suscitaron en su tiempo todos los impulsos atávicos, los están resucitando, los Estados Unidos, la OTAN y el Estado genocida de Israel.
Resulta imperativo, en una época masificante y hedonista como la nuestra, contradicha por abismos de miseria, de neurosis, de taras heredadas y de adicción a las drogas como medio de escape destructor, luchar por el afinamiento de aspiraciones cualitativas del alma y no entregarse al personalismo cuantitativo alimentado por la publicidad del consumo. Lo mejor que pudiera pasarle a la gran sociedad industrial y a su aláteres del subdesarrollo, es ser sacudida, limpiada por el soplo de un renacimiento espiritual mayoritario.
—De una nueva sociedad capaz de disfrutar de otros bienes que los ofrecidos por la industria consumista, sión-imperialista: pasta de cosas inermes y sin alma deslizándose interminablemente, hacia el río de la existencia, hacia la desembocadura en la mar de la nada, tan semejante al caos original arquetípico.
El gobierno conservador del PP ha manifestado, muy suelto de cuerpo, en las últimas horas, a través de su Ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, que “Cualquier agresión, violando el principio de seguridad jurídica, a Repsol será considerado una agresión por parte del Gobierno español, que tomará las acciones que considere oportunas y pedirá el apoyo que considere necesario a sus socios y aliados", según consigna la edición digital del diario El País del día de la fecha y las agencias televisivas ibéricas. Semejante exteriorización retrógrada, en tanto especulación que espera hacerse valer ante los poderosos del mundo, club exclusivo del cual España hace rato que -en los hechos- no forma parte, merece algunas consideraciones básicamente introductorias, sobre las que sería en algunos casos bueno instar el debate, y en otros, hacerlo, significaría reconocer un atraso de casi tres siglos en la historia de la humanidad. Voy a empezar por estos últimos. Si bien es cierto que el principio de soberanía ha sufrido duros embates en la modernidad tardía, y que muchos de ellos provinieron de las propias formas jurídicas adoptadas por esa entidad difusa denominada pomposamente "comunidad internacional", que prestamente operativizó normas y prácticas jurídicas acordes con la necesidad de reproducir las lógicas imperiales de dominación, está claro que la nación -como categoría histórica de cuño paradójicamente europeo- reconoce una data de más de dos siglos. Más aún, pese a ser una creación jurídica y política europea, adaptada con opinable formato por las colonias americanas recientemente liberadas desde lo político a principios del siglo XIX, las naciones latinoamericanas han sufrido muchísimos menos cambios en sus mapas políticos que los estados nacionales europeos. Vale decir, con sus más y sus menos, la "seguridad jurídica" en materia de derecho internacional de AL es mucho más consistente que la de otros lugares del mundo, incluyendo, desde luego, los países del Viejo Mundo, y particularmente, también, España, todavía sacudida por los reclamos permanentes de sus naciones sin estado. Estos sí son datos objetivos de controversias jurídicas subsistentes, no así las reivindicaciones de los países respecto de sus recursos naturales. Esta afirmación, a esta altura de la historia, parecería ser incontrovertible. Tampoco hay menoscabo alguno de esa meneada y temible concepción de la "seguridad jurídica" (en definitiva, otra especie del género "seguridad", uno de los menúes conceptuales preferidos por los países opresores), en la medida que los dueños legítimos de esos recursos de subsuelo, establezcan mecanismos juridicos de reconducción de contratos celebrados con corporaciones privadas extranjeras que nunca debieron o pudieron tener en su poder la mayoría del paquete accionario de las empresas dedicadas a la exploración y explotación de esos yacimientos. Justamente en eso radica el halo mágico del "derecho de los contratos", un cuadro de época del derecho capitalista. No recuerdo, a decir verdad, que España levantara su voz para tachar disposiciones expresas de la Constitución Argentina de 1949, que expresamente establecía una relación de indelegable soberanía del Estado argentino respecto de las riquezas del subsuelo. Y, no debemos olvidarlo, el derecho (también aquella revolucionaria Constitución, desde luego) se supone conocido por todos. En definitiva, cualquiera sea la decisión soberana que un gobierno democrático estableciera para resignificar en clave soberana su relación con recursos no renovables, no pueden ser medidas en término de amenazas, salvo que se consintiera que el dominio español sobre estas tierras, contra lo que todos creíamos desde niños, sigue vigente. España pertenece a la comunidad europea, se apresta a ser (si es que no lo es ya) una colonia de Alemania. Como Grecia. Confieso que no he tenido ocasión de leer una sóla declaración oficial del gobierno neofranquista que advierta, a su población y al mundo, de un proceso de anexión de semejante importancia.
Original de www.diario-octubre.com El ejercito ruso está convencido que en verano puede producirse un ataque contra Irán, por lo que ha desarrollado un plan de acción para mover sus tropas a través de la vecina Georgia y luego Armenia, que limita con la República Islámica, según informaron fuentes del Ministerio de Defensa ruso. El jefe del Consejo de Seguridad Nacional de Rusia, Viktor Ozerov aseveró que la Comandancia Militar del país ha preparado un plan de acción para el caso de un ataque a Irán. Dmitry Rogozin, quien hace poco fue embajador de Rusia ante la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), advirtió: “Irán es nuestro vecino, si Irán está involucrado en cualquier acción militar, es una amenaza directa para nuestra seguridad”. Rogozhin ahora ocupa el cargo de viceprimer ministro de Rusia y se ocupa del sector ruso de defensa. El Ministerio de Defensa ruso considera que Israel no tiene suficiente poder militar para romper las defensas iraníes, por lo que la implicación en un eventual ataque contra ese país de Estados Unidos es más que probable. Por tanto, la concentración de las fuerzas militares rusas en la frontera con Irán no puede deberse únicamente a la necesidad de proteger sus propios intereses, sino también para proteger a Irán en caso de ataque, tanto si este se realiza por Israel, como por EEUU, como por ambos. En repetidas ocasiones los diplomáticos rusos advirtieron de “consecuencias imprevisibles” de un ataque contra el país persa. Algunos incluso llegaron a afirmar que en caso de producirse la agresión, Rusia no tendría más remedio que tomar parte en el conflicto. Uno de los diarios más influyentes de Rusia, Nezavisimaya Gazeta, informa que fuentes militares consultadas afirman que la agresividad de occidente entorno a Siria e Irán ha obligado a las autoridades rusas a acelerar la mejora de los equipamientos y aumento de tropas en el Cáucaso del Sur y las zonas del mar Caspio, el mar Negro y el mar Mediterráneo. Los preparativos para una posible eventualidad de este tipo comenzaron en Rusia hace dos años, con la modernización de la base militar 102 en Gyurmi, Armenia. Las familias de los militares de dicha base ya han sido evacuados a Rusia.
¡Hola!, comentamos a continuación una muy preocupante noticia que ha recibido escasa, por no decir nula, atención en la prensa mundial. Según revelara Kenneth Schortgen Jr., del periódico digital Examiner.com el presidente Barack Obama firmó el 16 de Marzo de 2012 una nueva Orden Ejecutiva que amplía considerablemente los poderes presidenciales conferidos por la Orden Ejecutiva para la Preparación ante Desastres emitida por Harry Truman en 1950. Gracias a este nuevo instrumento legal el presidente Obama está facultado para asumir el control absoluto de todos los recursos de Estados Unidos en tiempos de guerra o emergencia nacional. Dependerá de él elegir el momento en que decida hacer uso de tan enormes prerrogativas y los alcances específicos de la misma. (clic abajo para continuar) Según consta en la documentación oficial la nueva orden para la “Preparación de Recursos para la Defensa Nacional” le otorga poderes inmensos a la Casa Blanca. Mediante ella se le concede la facultad de controlar y distribuir por decreto la energía, la producción, el transporte, la alimentación, e incluso el agua en caso que la defensa y seguridad nacionales estén en peligro. Cabe notar que esta orden no limita su aplicación a tiempos de guerra, sino que se extiende también a tiempos de paz. Quedan asimismo comprendidos bajo la misma el control sobre los contratistas y proveedores, los materiales, los trabajadores calificados y el personal profesional y técnico. Cada uno de los secretarios (ministros) del Poder Ejecutivo (Defensa, Energía, Agricultura, Comercio, Trabajo, etcétera) se encargaría de la ejecución de la orden. Órdenes Ejecutivas de este tipo, creadas para preparar al país ante inminentes catástrofes o para asegurar la defensa nacional, no son nuevas en la historia de Estados Unidos. Pero en dos casos muy significativos desencadenaron una crisis constitucional debido a que mediante esos dispositivos jurídicos el Ejecutivo pasa a disponer de facultades dictatoriales sobre los ciudadanos, cuya implementación queda librada a la discrecionalidad del ocupante de la Casa Blanca. Durante la Guerra Civil el presidente Abraham Lincoln suspendió las libertades de palabra y de prensa, revocó el Habeas Corpus y el derecho a un juicio justo bajo la Sexta Enmienda. En ocasión de la Primera Guerra Mundial el Congreso rehusó otorgar al presidente Woodrow Wilson nuevos y más extensos poderes sobre recursos de diverso tipo para colaborar en el esfuerzo de la guerra. Wilson, en respuesta, emitió una Orden Ejecutiva que le permitió acceder a un control completo sobre los negocios, la industria, el transporte, los alimentos así como facultades discrecionales para diseñar e implementar políticas económicas. Según Schortgen Jr. fue sólo luego de la muerte de estos dos presidentes que los poderes constitucionales fueron devueltos al pueblo de Estados Unidos. El cambio operado en el clima ideológico norteamericano, el avance del belicismo y la sutil y persistente manipulación guerrerista de la opinión pública descartan, salvo inesperadas eventualidades, la irrupción de un debate sobre la constitucionalidad, u oportunidad, de la nueva Orden Ejecutiva. Con todo, la sorpresiva decisión del presidente Obama abre muy serios interrogantes pues confirma el vigor de la escalada belicista instalada en Washington. Según se informa en el citado artículo del Examiner.com aquélla habría sido precipitada por la certeza de que los planes israelíes para atacar a Irán habrían entrado ya en una cuenta regresiva que Washington demostró ser incapaz de detener. El killer de Jerusalem ya no obedece a las órdenes de sus patrones y financiadores y Washington se prepara, paradojalmente arrastrado por uno de sus peones, para participar en una guerra que incendiará a Medio Oriente. Por eso Obama ha decidido reforzar extraordinariamente los poderes presidenciales y adoptar los recaudos para que, cuando la coyuntura lo exija, toda la maquinaria económica de Estados Unidos sea puesta al servicio de la nueva, y más grave, aventura militar. No es un dato menor recordar que ni siquiera durante la guerra de Vietnam las sucesivas administraciones norteamericanas apelaron a tan fenomenal concentración de poder. Hace ya bastante tiempo que Fidel viene advirtiendo sobre los peligros que se ciernen sobre la paz mundial. En una “reflexión” escrita pocos días después de que Obama emitiera la nueva orden, “Los Caminos que Conducen al Desastre”, el Comandante concluía su nota diciendo que “no albergo la menor duda de que Estados Unidos está a punto de cometer y conducir el mundo al mayor error de su historia.” Lamentablemente, los hechos parecen darle la razón una vez más. Un artículo de Atilio Borón. Disponible en www.atilioboron.com.ar
El conseller de Interior de la Generalitat, Felip Puig ha comparecido para valorar los incidentes violentos producidos este jueves en Barcelona con motivo de la huelga general. Para el dirigente, "ayer tuvimos dos manifestaciones, dos expresiones claras: una huelga general que se ejerció con derecho y con expresión libre, pero el problema es que tuvimos otra huelga salvaje, de violencia urbana latente y que ya ha eclosionado". Esto "ya no es un hecho anecdótico que se da de tanto en tanto con celebraciones deportivas sino que intenta cronificarse en el país", ha advertido el conseller. "La conclusión es que tenemos que ser cada vez más contundentes con este tipo de actuaciones, por eso, el Govern se va a "preparar para dar respuesta a este fenómeno para erradicarlo". La solución: una batería de medidas legales, un plan antiguerilla urbana, que sea capaz de combatir estos episodios con más eficacia. "No queremos ser teatro de grupos que actúan con cierta impunidad", ha señalado Puig, que ha indicado que "durante todo el día tuvimos, de forma planificada, la expresión de la violencia que ya hemos vivido los últimos años" por parte de "grupos neoanarquistas" que "se enmascaran en grupos sindicales minoritarios y radicales y que también vienen de grupos de estudiantes radicales que practican la ruptura de la convivencia", ha explicado el conseller La extrema violencia practicada durante todo el día por estos grupos organizados, en principio por parte de 20 o 30 personas, al final "se hizo acompañar por otros" de manera que "han conseguido ser más, más violentos y más organizados". Así, "ya no sólo fueron los de siempre, hubo muchos más", ha lamentado el titular de Interior de la Generalitat. En total, los agentes y fuerzas de seguridad han practicado en Catalunya 74 detenciones, cuatro de ellos menores, 20 de ellos con antecedentes y 15 imputados más. (50 y los cuatro menores fueron apresados en Barcelona y el resto en Tarragona y Tierras del Ebro). De los detenidos, 8 son de nacionalidad extranjera, Pero puede haber más detenciones en las próximas horas, ha advertido el conseller. En los altercados se quemaron 300 contenedores y según ha cifrado el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, el coste de los destrozos en mobiliario urbano asciende a medio millón de euros. El dispositivo policial estuvo compuesto por 9.385 agentes, 45 agentes resultaron heridos con diferentes contusiones, uno de ellos de la Guàrdia Urbana de Barcelona. Según Puig, "la voluntad era situar Barcelona en una situación similar a la violencia que se ha vivido en Grecia, como ellos mismos expresaron", por eso, "no estamos hablando del ejercicio del derecho a la manifestación, sino de la violencia urbana y hechos delictivos". Ya no són 200 o 300, ya son más. Es la eclosión de un fenómeno que encuentran la posibilidad de enmascararse en las expresiones de la sociedad, desde manifestaciones como la de ayer como en las celebraciones deportivas", ha explicado el dirigente. "Se enmascaran dentro de grupos ya organizados, dentro de grupos antisistema, y no quiero criminalizar a todos los grupos antisistema", ha indicado, pero "encuentran la posibilidad de resguardarse en estos grupos" para actuar luego con violencia desmedida. En cuanto a las iniciativas que prevé poner en marcha el Govern, Puig ha nombrado la creación grupo de trabajo multidisciplinar para poner en orden el marco legislativo (cambios en el Código Penal y las normas para adaptarse a este tipo de violencia callejera). En total, será "una serie de reformas legales, algunas ya se han planteado, que hay que impulsar con celeridad", ha comentado. Más recursos policiales, reformas legales y nuevas técnicas También habrá una revisión de la respuesta que deben tener estos grupos por parte de la policía (más recursos, nuevas estrategias y actuar de forma preventiva). Incluso se plantearán "dinámicas sociopolíticas con reflexiones con el resto de grupos para debatir qué es lo que está aflorando ya que hasta ahora ha recibido una cierta permisividad por algunos ajentes de nuestra sociedad". Se buscarán consensos que vayan más allá de los partidos políticos, ha asegurado. El responsable de interior de la Generalitat ha informado de que durante la jornada de ayer, "tuvimos ocasión para poner en práctica nuevas estrategias para luchar contra esta violencia", estrategias que no ha querido detallar más allá del uso de métodos tecnológicos y el uso de gases lacrimógenos, que hacía 16 años que no se usaban en Barcelona. Textual de la edición digital del diario La Vanguardia.
El Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó el viernes pasado una resolución sobre Libia, sumiéndose definitivamente en el descrédito. Una vez más el organismo demuestra su naturaleza lacaya con los intereses de la banda terrorista OTAN y los países que la integran. Las graves violaciones de derechos humanos que sufre la población libia desde el golpe de estado otanista han sido omitidos de nuevo. La resolución no recoge ni los continuos asesinatos, ni las torturas, ni el genocidio de la población negra del país. Tampoco hace referencia al linchamiento del anterior líder libio, Muammar Al Gadafi, brutalmente asesinado por orden de la psicópata Secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, tras ser capturado con vida; hecho que, según el derecho internacional constituye un crimen de guerra. Tampoco se dignó el Consejo a exigir una investigación por las más de 120.000 personas civiles, entre ellos ancianos, mujeres y niños, fallecidas bajo las bombas de la banda criminal OTAN y su filial afro-asiática, Al Qaeda. Varios países no pertenecientes a la alianza imperial ya han condenado la resolución del Consejo. Así, el viceministro de Exteriores de Rusia, Guennadi Gatílov, escribió en su cuenta de Twitter: “El Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó una resolución que calla la situación real de los derechos humanos en Libia, pese a que sí hay problemas allí”. “La doble moral occidental se hizo patente también en este caso”. En febrero de 2011 en Libia comenzaron manifestaciones que exigían la dimisión de Muamar Gadafi, que llevaba más de 40 años en el poder. Los servicios secretos de Israel, Francia y EEUU negociaron intereses occidentales con los “rebeldes” y poco después las protestas desembocaron en enfrentamientos armados entre las fuerzas del gobierno y los opositores apoyados por bombardeos de la OTAN. La Alianza atlántica invitó a su filial local Al Qaeda a participar en las “revueltas” y las pequeñas escaramuzas en una zona concreta del país se transformaron en una guerra abierta de agresión. La “oposición” instituyó el Consejo Nacional de Transición integrado entre otros por Al Qaeda, al que proclamó como la única autoridad legítima del país. El líder libio, Coronel Muammar Al Gadafi, murió a manos de los golpistas en octubre pasado cerca de Sirte, su ciudad natal. Desde entonces el país vive sumido en la pobreza que nunca antes había conocido la población. La sanidad y la educación públicos y universales fueron desmantelados, el banco central de Libia privatizado y la industria petrolera entregada a las potencias occidentales. Varias ciudades declaran su independencia poniendo en juego la unidad de la nación. Los 16 mil soldados estadounidenses, que poco después de la guerra desembarcaban en Libia, controlan las zonas petroleras del País, demostrando una vez más el objetivo real de la banda fascista OTAN. Y mientras, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU da cobertura legal a los criminales. Original de www.diario-octubre-com