Por Nora Merlin

Freud (1921) estableció una lógica de constitución de la masa: en ella cierto número de individuos pone el mismo objeto −que puede ser una persona, una idea o una cosa− en el lugar del ideal del yo, operador simbólico que sostiene la identificación de los yoes de los miembros entre sí.

 

Por Ignacio Castro Rey


Angustia es una palabra que Edgar Borges reitera con frecuencia en El olvido de Bruno (Ed. Carena). También miedo o frío. Y un frío que a veces atraviesa el cerebro; precisamente el cerebro, como si ya no quedase rastro del corazón. Cuando alguien no es capaz de hacer su vida, y conectar con sus fantasmas más íntimos, es una leyenda temer que está condenado a oír voces.

Por María Eugenia Jordán Chelini

1.      El miedo al ser americano

El pensamiento de la técnica, proveniente de Europa, implica una puesta en práctica de lo que se espera, de algo que se sabe de antemano; es la ciencia que quiere agotar las preguntas dando todo por sabido y conociendo los objetos que se le ponen por adelante. Según Kusch, lo que hay detrás de ello es el miedo, que surge al pensar que todo es falso en el fondo.

Por Ignacio Castro Rey (*)

La estética estudia las reglas de composición de la belleza y de las sensaciones que produce. Pero curiosamente, Nietzsche y Heidegger han insistido en ello, cuando produce un impacto memorable, la obra de arte anula precisamente todas esas antinomias mundanas de las cuales vivimos día a día: el individuo frente al mundo, lo subjetivo y lo objetivo, la superficie y el fondo, la sensibilidad y el pensamiento… Al menos por un momento, la obra de arte (el aura de un objeto, decía Benjamin, esa presencia irrepetible de una lejanía) borra tales separaciones. 

Por Nora Merlín (*)

Los actos terroristas se encuentran estrechamente ligados con la época en que se producen, plantea la autora en este texto que examina la nueva modalidad de suicidio y exterminio a partir de los aportes del psicoanálisis. Los actuales fenómenos de terrorismo –advierte– constituyen una nueva modalidad de la pulsión de muerte.

Desde hace muchos años crece la preocupación respecto de la forma en que se enseñan los Derechos Humanos en la escuelas de derecho argentinas. En líneas generales, prevalece allí un formato de enseñanza desagregado del resto de las asignaturas que integran la carrera de abogacía.

Por Francisco María Bompadre
 
Existe un consenso bastante generalizado en considerar que K. MARX y F. ENGELS no se ocuparon de manera sistemática y en profundidad de la cuestión penal (TAYLOR et al, 2001: 226 y 234; MELOSSI, 2012: 126), dado que sus preocupaciones teóricas y científicas se concentraron en la problemática de la Economía Política y de las relaciones entre el Capital y el Trabajo, es decir, problemáticas de mayor alcance y de tipo general dentro de una sociedad moderna.

 

Por Maité Galarza

“Hoy los seres humanos han llevado tan adelante su dominio sobre las fuerzas de la naturaleza que con su auxilio les resultará fácil exterminarse unos a otros, hasta el último hombre. Ellos lo saben; de ahí buena parte de la inquietud contemporánea, de su infelicidad, de su talante angustiado”.

SIGMUND FREUD, El malestar en la cultura.