El Tío (y Chejov)
Por Eduardo Luis Aguirre
 
El Tío la tiene clara. Fue un articulador simbólico y un conductor vigente de una familia singular en tiempos desoladores. Conoce de las luchas, de las victorias y también de las derrotas más intensas. Fue capaz de entregar de sí lo mejor para mantener en unidad esa diversidad donde conviven desde un mozo y una nodriza hasta un terrateniente arruinado y su propia madre. Reconoce al pie de la letra los laberintos recorridos por esa comunidad estragada por vicisitudes difícilmente reversibles, entre las que no faltan los vicios, los errores y las elecciones que no parecen guardar relación con la profundidad del drama común.

Eduardo Luis Aguirre y un programa enteramente dedicado al pensamiento y la obra de Horacio González, el pensador que hizo de la palabra y el argumento una forma de militancia política.

Un intelectual de una cadencia incomparable en el decir y una consistencia rigurosa en el ejercicio cotidiano de pensar lo común.

Por Liliana Ottaviano

A casi un año y medio de haberse declarado el estado de pandemia por Covid -19 podemos afirmar que ésta es hoy mucho más que una catástrofe sanitaria. Como muchas veces hemos dicho, asistimos tal vez a un desastre civilizatorio sin precedentes.
Cuando referimos al acontecimiento pandémico lo hacemos pensando en todo aquello qué de la pandemia excede el proceso de salud-enfermedad-atención que se desarrolla de manera dispar en los amplios y diversos espacios geográficos de nuestro planeta.

Eduardo Luis Aguirre y un análisis del recorrido y la obra de Rodolfo Kusch, el pensador de la América Profunda, en esta edición de "La condición humana".

Su biografía. El hedor del indio y la pulcritud del blanco. Las escenas de la gran ciudad y la singularidad de una tierra donde el tiempo, la palabra y la naturaleza adquieren otra connotación. Apuntes sobre Maimará. El Ser y el Estar Siendo. La ira divina. El caos originario. El hervidero espantoso. Prestar atención al sentido. Saber o Sabiduría. Más allá de la obsesión por la racionalidad. La sabiduría de América.

 

Por Eduardo Luis Aguirre

La mayor letalidad del virus se da en las personas mayores de 60 años. Después de escuchar la noticia apagó el televisor con un dejo grave. El sol comenzaba a iluminar los caldenes y en los ventanales se reflejaba el imponente cielo mañanero. Desde la irrupción inesperada de su adultez  experimentaba una sensación extraña. La intensidad extrema en la forma de transitar su existencia le hacía pensar que había vivido muchos más años de los que ahora se habían convertido en una repentina amenaza. Nada será igual en este mundo después de la pandemia, reflexionó.

Por Eduardo Luis Aguirre

Cuenta la historia que en el París de los años 60 y 70, cada vez que acontecía un hecho político o social relevante muchos esperaban a ver qué decía Sartre sobre ese acontecimiento. La palabra del intelectual era esperada porque su pensamiento establecía un punto de partida para reflexionar sobre el suceso público acaecido. Y aunque el propio Sartre no lo señalara expresamente cuando caracterizaba el rol de un intelectual, diferenciando incluso entre los intelectuales de los países opresores y los pueblos oprimidos, seguramente intuía que entre la expectativa que se formaba respecto de su palabra y la opinión pública ulterior existía un imperceptible lazo unitivo.

Eduardo Luis Aguirre analizó en "Multitud" la historia viva de la revista "Con todos por la liberación", una publicación que llegó a editar  cinco números en los primeros años década de los años setenta.

En los últimos tiempos, ediciones Amerindia compiló esos textos en los que escribían artistas, dirigentes, militantes, luchadores sociales, pensadores y académicos. Las temáticas abarcaban las problemáticas pampeanas pero también hacían hincapié en temas nacionales e internacionales. Esta obra forma parte, sin duda, del patrimonio cultural de las y los pampeanos. Por su calidad, por la riqueza y la profundidad de sus artículos, por su constante compromiso con los intereses populares.  Llamativamente, en materia internacional los textos elegidos en los comentarios guardan una sorprendente relación con lo que acontece en el mundo, 45 años después. En síntesis, una verdadera epifanía surge de una obra que debería ser materia de lectura y consulta permanente de nuestros comprovincianos.


 Por Lidia Ferrari

a la memoria del '55 

Borges escribe una fuerte diatriba contra Perón en 1955, año en el cual festejaría el derrocamiento del gobierno de uno de sus enemigos ideoló­gicos. Su texto intenta mostrar el procedimiento por el cual alguien puede hacer creer cosas que no son ciertas. Lo que dice en ese pequeño texto para denostar al fenómeno peronista, utilizando la lábil frontera entre ficción y realidad y su manipulación, podría ser utilizado para analizar su propia invectiva.