Derecho a Réplica, de interés municipal
Por Eduardo Luis Aguirre
Queríamos compartirlo con nuestros seguidores. No como un reflejo inmediato con aire de primicia, sino como una referencia descriptiva que maduró con el correr de los días. Derecho a Réplica nació hace casi dos décadas. Alrededor de dieciocho años, para intentar ser un poco más precisos. Era la época del blogspot. Los tiempos en los que este medio respondía a un sesgo artesanal y casi exclusivamente jurídico. Con el transcurso de los años y su potencialidad transformadora, el portal cambió su fisonomía y se fue completando con análisis sociológicos, internacionales, filosóficos y esencialmente políticos. No es fácil sostener un medio así durante tanto tiempo. Como dice la canción, ni él es el mismo ni uno es igual, como cantan Los Olimareños en "Este es mi pueblo". Lo que síempre tuvimos claro es que nuestro objetivo era concitar a la lectura y exigirnos en el detalle de las publicaciones, en un ida y vuelta...

Renato Descartes completa, en sus “Meditaciones Metafísicas” (cabe aclarar que el título completo de esta obra que data de 1641 es “Meditaciones metafísicas en las que se demuestran la existencia de Dios y la inmortalidad del alma”) el relato totalizante de la modernidad respecto del pretendido dualismo entre el cuerpo y la mente, que reconocía su origen en el pensamiento platónico y había sido actualizado previamente por la tradición hegemónica de la cristiandad, como distingue Grosfeguel.

Rusia decidió hace pocos días no participar más en la Corte Penal Internacional, el organismo de jurisdicción penal más promocionado por occidente desde la creación de la ONU, aduciendo el incumplimiento de las expectativas que dieron origen a su trabajosa formación y su falta de independencia de los poderes que articulan un sistema de control global punitivo, cuya característica central ha sido, precisamente, su correspondencia con una relación de fuerzas políticas a nivel mundial y el profundo sesgamiento y selectividad de sus decisiones, que derivaron en una marcada inacción de la que da cuenta la resolución adoptada por la administración Putin.

Por Ignacio Castro Rey

La “teoría de las ideas”, que envuelve lo sensible con una inteligencia previa y hace que la materia repose en un fondo ideal impensable (el sol del “mito de la caverna” ciega a quien lo mira de frente), no es tal vez el capricho de un hombre que tenía demasiado tiempo libre o quería desorientar a sus contemporáneos. 

Por Jorge Alemán

Después de Ernesto Laclau, el Populismo alcanzó una nueva complejidad teórica. Laclau produjo una ruptura con las categorías socio-históricas en las que el Populismo era pensado, para pasar a construir una teoría posmarxista y posestructuralista del mismo. Mencionar este contexto nos da una idea de la nueva complejidad del término.

“Tenemos el desafío de bajar la invisibilidad social porque no todos los seres humanos son tratados como personas. Es necesario contar con funcionarios profesionales y tener los instrumentos para llenar de defensores públicos a toda América Latina, América del Norte y porqué no, todo el mundo” (Haman Tabosa de Moraes, Defensor Público General Federativa de la República Federativa del Brasil).

Prácticamente desde que asumió su función, en el año 2012, el titular de la Defensa Pública santafesina, Gabiel Ganón, fue objeto de una persecución sistemática por parte de diversas agencias estatales y poderes fácticos determinados que observaron la labor del funcionario como una amenaza para el establishment local.

"Soy incapaz de creer en la infinidad, pero tampoco acepto lo finito" (Simone de Beauvoir). 

Sartre, mente lúcida e inquieta, se vuelve confuso. Largos silencios, ausencias prolongadas, aún cuando el cuerpo estuviera presente.

Por Ignacio Castro Rey (*)

Con cierto cansancio, hay que volver a hablar de este personaje televisivo cuyo tono soez –que a partir de ahora modulará cuidadosamente– hace que Berlusconi casi parezca un intelectual. Los jóvenes que estas noches se manifiestan en más de veinte importantes ciudades norteamericanas tienen sus poderosas razones para expresar su miedo e indignación, aunque la victoria haya sido –con el peculiar sistema electoral estadounidense– incontestablemente legal.