Un fantasma recorre Europa
Por Eduardo Luis Aguirre
El matizado belicismo que han demostrado los países de Europa Occidental con relación a la guerra en Ucrania no deja de llamar la atención. Hasta algunas formaciones progresistas se han alineado en una postura claramente rusofóbica o han recobrado el pragmatismo de los partidos comunistas europeos durante la guerra fría para justificar una inexplicable animadversión contra Moscú. Esa propensión incluye desde el envío de ingente cantidad de armas, pertrechos y tecnología hasta la intervención de grupos armados, militares o paramilitares. Curiosa desmemoria de un continente que ha soportado dos guerras mundiales en su geografía y una alteración volátil de su mapa político durante el siglo pasado.

Por Eduardo Luis Aguirre

 

El progresismo se ha transformado en muchos países en un problema con ontología propia. El nuestro no podía ser la excepción, con la cantidad de coloridos colectivos que levantan banderas políticamente correctas que carecen totalmente de anclaje en la materialidad de los problemas de los que históricamente se ocupó la izquierda.

Por Eduardo Luis Aguirre

 

 

Para Walter Benjamin, tanto el iusnaturalismo como el positivismo entablan una discusión alrededor de la relación de los medios y los fines al momento del ejercicio institucional de la violencia. Infringir dolor por una vía “civilizada” para obtener fines de ordenamiento social o justificar esa intervención violenta que caracteriza a todo derecho en función de una finalidad superior.

 

Por Eduardo Luis Aguirre

 

El oscuro proceso de elección de Qatar como sede de la copa del mundo que está a punto de comenzar, además de las enormes y fundadas sospechas de corrupción que le dieran un golpe de gracia al fútbol- juego, encierra aspectos políticos por demás sensible que la alienante industria del turismo contemporáneo seguramente habrá de  ocultar.

Por Eduardo Luis Aguirre

 

 

Algo medular de la obra de Walter Benjamin conserva una dramática vigencia en los tiempos modernos. Esa acuarela de sensibilidades que despliega el pensador alemán de existencia breve vuelve a interpelarnos casi 90 años después de su muerte. Y nos deja conceptos a veces cripticos y nos sigue admirando con su densidad enorme, nos convoca y nos plantea interrogantes que se posicionan con dramática actualidad frente a la masacre circular del capital.

Por Eduardo Luis Aguirre

 

Es comprensible que una tensa vigilia nos embargue de cara a las elecciones estadonidenses de este martes. Ese estado de ansiedad, que puede parecer exagerado frente a comicios regulares de medio término (aunque se trate de la principal potencia del mundo) tal vez sea la reacción lógica frente a la nubosa inescrutabilidad de un océano de preguntas que ni se me ocurre ni podría responder.

Por Eduardo Luis Aguirre

 

 

 

 

 

Hace muchos años que el medievalista Enrique Ruiz Doménec viene insistiendo sobre un aspecto esencial de esa etapa crucial de la historia europea. Durante décadas, este catedrático de la Universidad Autónoma de Barcelona ha desarrollado una tesis difícil de conciliar con los relatos que asimilan al medioevo a un período oscurantista, teocrático, profundamente místico y conservador, con formas de control social reactivas a toda transformación y cambios colectivos, que llegarían recién con el Renacimiento y se consolidarían institucionalmente en la denominada modernidad.

Por Eduardo Luis Aguirre

Durante el mediodía de hoy, mientras todavia se estaba votando en Brasil, subí este posteo a mi muro de Facebook. 

"No es sencillo obtener información sobre lo que puede pasar hoy en Brasil. Todavía esta fresca la sorpresa de la primera vuelta, más allá de lo que se especula o aparece en la prensa. Por eso no trepidé en recurrir a las siempre bienvenidas reflexiones de un pensador que desde hace décadas habita el país hermano.