• Primer programa de Multitud del año

    Primer programa de Multitud del año

    Eduardo Luis Aguirre analizó la política exterior estadounidense en manos de la administración demócrata, por Radio Kermes 106.1 

    Para escuchar el programa haz click aquí  

  • Eduardo Luis Aguirre y el programa inaugural de "La condición humana" en la Radio Publica

    Eduardo Luis Aguirre y el programa inaugural de

    El día jueves a las 19hs. Eduardo Luis Aguirre salió al aire por Radio Nacional para dar comienzo al primer programa de "La condición humana". La filosofía y la teoría política. Qué significa pensar. Los grandes temas existenciales. El Ser. Heidegger y el ser ahí. Los pensadores latinoamericanos y el pensamiento situado.

    Para escuchar el programa completo CLICK AQUÍ

  • Cristina… el hecho maldito del país tilingo

    Cristina… el hecho maldito del país tilingo

    Por Jorge Alemán (*)

    El antiperonismo como constante histórica.
    El verdadero secreto del antiperonismo fue el odio hacia Eva Perón. 
    Rodolfo Walsh le dio su gran forma literaria en el grandísimo relato “Esa Mujer”. 
    Más allá de los intereses políticos y económicos de las oligarquías dominantes, en la Argentina y por distintas razones, se cristalizó un odio hacia la presencia del cuerpo de lo femenino en la política, muy difícil de localizar en otras realidades geopolíticas. 

    Por Eduardo Luis Aguirre

    La Academia Sueca reconoció en 2019 la obra del escritor austríaco Peter Handke (Griffen, 1942) con el Premio Nobel de Literatura. La premiación estuvo atravesada, antes, durante y después de producida, por una cantidad de polémicas probablemente sin precedentes. El libro galardonado, “Preguntando entre lágrimas” (Alento, 2000) es un ensayo crudo, extremo, contrahegemónico y contracultural sobre la Guerra de los Balcanes.

    Eduardo Luis Aguirre dialogó en Multitud con Diego Mauro, doctor en Humanidades y Artes e Investigador del Conicet. Pandemia y religión. La religión como respuesta a la angustia de la finitud. Distintas reacciones ante un acontecimiento sin precedentes. La emergencia de una religiosidad popular y la crisis de los grandes relatos seculares. Devoción, existencialismo y sentido, en una entrevista sin desperdicio.

    Para escuchar el programa completo CLICK AQUÍ

    Un diálogo impostergable desde el Sur. Eduardo Luis Aguirre y Juan José Bautista conversaron en Multitud sobre las elecciones de mañana en Bolivia. Ambos pensadores analizaron el proceso boliviano, el ascenso de la conciencia colectiva de un pueblo que asume que en estos comicios no está en juego solamente una elección, sino su propio destino. Filosofía, medicina ancestral y Covid. La mirada del ganador del Premio Libertador al Pensamiento Crítico sobre el estado de la Filosofía de la Liberación. el capitalismo y la modernidad.

    Para escuchar el programa completo CLIK AQUÍ

    Por Eduardo Luis Aguirre

    Hace pocas horas presenté la ponencia "La Defensa Pública, a diez años del interculturalismo jurídico", en una Mesa de Trabajo construida por compañeros defensores oficiales de esta Provincia en el marco del Congreso Nacional de Derecho, que tuve el honor de integrar. Después de pronunciadas estas reflexiones, pensadas en el tramo final de mi recorrido de diez años al frente de este servicio público concebido para garantizar el acceso a la justicia y los derechos humanos, han sido muchos les compañeres que me han solicitado con sincera emoción una copia de esas palabras. Aquí están, éstas son. Poema incluido.

    Por Eduardo Luis Aguirre

    Juan José Bautista Segales ganó en 2016 el "Premio Libertador al Pensamiento Crítico" con su libro “¿Qué significa pensar desde América Latina? Hacia una realidad transmodena y postoccidental” (Ed. Akal, Madrid, 2014). El filósofo boliviano es uno de los pensadores más relevantes de América y su obra, por su radical originalidad, es merecedora de un abordaje particularizado.

    Por Eduardo Luis Aguirre 

    Hace una década, la filósofa  Belén Altuna publicaba un artículo en el diario español El País titulado “Camus, la justicia”. El texto recrea una trama conocida aunque dramáticamente actual que vale la pena analizar. En "El existencialismo es un humanismo", Sartre evoca que, durante la segunda guerra mundial, un alumno suyo vino a pedirle un consejo.

    Por Eduardo Luis Aguirre

    Siempre ha sido difícil intentar transformar la realidad. Mucho más, en esta etapa singular de la historia. Quizás porque, en primer lugar, la humanidad toda está siendo asolada por el neoliberalismo y la peste. Pero también porque todo cambio implica la trabajosa conjugación de voluntades colectivas. Un encuentro sintético, sincrético y dialéctico donde las mayorías resumen el protagonismo político y cultural, asumen a la conflictividad como un patrimonio y constituyen a pura demanda aquello que denominamos pueblo.

    Pasaron varios años desde que leí “La sociedad decente”, un libro donde el filósofo israelí Avisahi Margalit ensayaba una tesis ética que hacía pie en el advenimiento de las sociedades afectadas por la irrupción del neoliberalismo. Una sociedad “decente”, señalaba Margalit, es aquella “cuyas instituciones no humillan a las personas sujetas a su autoridad, y cuyos ciudadanos no se humillan unos a otros”.

    • "" Ha aparecido claramente lo que llamamos un "deseo de estado", en la medida que el estado sea  susceptible de ser articulado a la comunidad, porque el estado como tal, como mero factor administrativo y burocrático no sirve. Lo interesante es volver a revincular algo que hace tiempo el neoliberalismo destruyó, que es el nexo entre el estado y la comunidad. Es lo que ha intentado hacer la Argentina en momentos en que hay que transformar al estado en un custodio de la comunidad, es decir, como decía Kant, hay que hacer un uso público de la razón. Es decir, demostrar que aunque las medidas disciplinarias tengan una apariencia coercitiva, se hacen en nombre del bien común" (Jorge Alemán)

    Por Eduardo Luis Aguirre

    Si el racionalismo, el idealismo y la influencia cartesiana y hegeliana modelaron el sentido común y la comprensión nordeuropea del mundo durante los siglos XVII y XVIII, y esa matriz de pensamiento fue la que dio lugar a la legitimación del colonialismo, de la colonialidad y el racismo, creo que es interesante ensayar un ejercicio retrospectivo respecto de los antagonismos que en términos mundiales se precipitaron en aquella época en el viejo continente.

     

    Por Lidia Ferrari (*)

    Un anciano italiano, célibe y solitario, que vivió toda su vida bajo la tutela de su autoritaria madre hoy se lamenta porque el Estado no se ocupa de viejos como él para procurarles una compañía. Esa compañía que nunca buscó por sí mismo sería tarea exigible al Estado.

    Por Ignacio Castro Rey (*)

    «Los cristianos, como los psicoanalistas, tienen horror de lo que les fue revelado. Y con mucha razón». Jacques Lacan. Encore

    Una primera cuestión. Para ser de algún modo libres habría que atreverse a ser optimistas y joviales en lo difícil, hasta en lo peor, e irónicamente pesimistas en cuanto a todas las facilidades que se nos sirven. Reservemos la empatía para el diablo. Empatía con lo nouménico y enterrado que alienta en nosotros. Antipatía y crueldad con lo fenoménico que nos encadena.

    Por Eduardo Luis Aguirre

    En 1967, Jean Paul Sartre concedía una recordada entrevista a Radio Canadá. En la primera pregunta de ese extenso reportaje, Claude Lanzmann y Madeleine Gobeil lo interpelan sin mediaciones. Por aquellos días, un líder revolucionario del Tercer Mundo había solicitado una entrevista urgente con el filósofo. El autor de “El existencialismo es un humanismo” – un reconocido militante contra el imperialismo y el colonialismo- había alegado, inesperadamente, “estar ocupado”. Estaba ocupado, para más datos, “en Flaubert”. Sólo eso

    Por Eduardo Luis Aguirre

    Después de haberme descubierto no ha sido difícil llegar hasta mí. Ahora la dificultad consiste en librarse de mí (Friedrich Nietzsche, Carta a Georg Brandes)



    Leo las noticias que otra vez ubican a la Corte Argentina en el lado más oscuro y reprochable de los posicionamientos opacos. Funcional a los históricos intereses de los poderosos, su único legado consiste en asegurar los valores de los nobles, como escribía Nietzsche. Los valores de los esclavos corren, entonces, por cuerda separada. Por eso, como en tantas otras ocasiones, aturde el silencio atroz de los cortesanos respecto del albur sanitario de decenas de miles de hombres y mujeres confinados en tiempos de coronavirus

    Por Eduardo Luis Aguirre

    La pandemia ha empujado definitivamente a la superficie del sistema mundo una realidad axiomática. Y lo ha hecho con la mayor y más terrible letalidad en más de 500 años. El capitalismo en su fase neoliberal se encuentra en absoluta imposibilidad de cumplir siquiera parcialmente sus postulados liberales enunciados durante la Revolución Francesa.