• La revolución y los sujetos (II)

    La revolución y los sujetos (II)
    Por Eduardo Luis Aguirre

    Las circunstancias históricas, económicas, políticas, militares y geoestratégicas que derivaron en la emergencia de las burocracias socialistas durante el siglo XX deben ser necesariamente analizadas a la luz de los ensayos explicativos de sus respectivos colapsos, de las razones por la cuáles las revoluciones no se han configurado históricamente (al menos en las formas y con el alcance previstos por el marxismo clásico) y de la reinvención de los nuevos horizontes de proyección de las tentativas emancipatorias en medio de la hegemonía neoliberal.
  • Las venas abiertas del capitalismo financiero.

    Las venas abiertas del capitalismo financiero.
    El otorgamiento unilateral del control de las cuentas públicas a un presidente de  más que dudosa legitimidad no es una mera sanción económica. Es algo mucho más grave y sombrío que asedia a las democracias, a la idea de soberanía y a la propia nación como categoría histórica.
  • Podemos

    Podemos

    Por Jorge Alemán (*)

    "La revolución terminará con muchas cosas menos con la estupidez humana" respuesta de Trotsky a Lenin en Mi Vida, su autobiografía.

    Por Jorge Alemán (*)

    La palabra Comunismo ha vuelto a ingresar en la escena teórica de distintos pensadores, que podríamos designar como “radicales”. En todos ellos encontramos un rasgo similar que insiste de distintos modos: la cada vez más evidente incompatibilidad entre el Poder del Capital y la organización democrática de la sociedad.

    En este trabajo final hemos intentado recorrer, dialécticamente, las perplejidades iniciales que nos plantea un profundo proceso de colonización epistemológica en América Latina, que data de cinco siglos, seguido por una revalorización reciente de los contenidos tradicionales medulares del pensamiento indígena, incluyendo sus vertientes míticas y religiosas, para finalmente dar cuenta de las tareas incumplidas en materia de la construcción de una filosofía de la liberación y el método propiciado en aras de alcanzar ese objetivo.

    No resulta sencillo, ni existen vías rectas para aproximarnos a las perspectivas de Jean Paul Sartre respecto del poder punitivo y el castigo. En efecto, el marxismo sartriano no se ha ocupado expresamente de abordar un fenómeno, que, ya en su época, condicionaba la realidad mundial y era materia de permanentes debates, incluso al interior de otras vertientes existencialistas y humanistas.

    Por Ignacio Castro Rey

    Lo dijimos algunos y lo volvemos a repetir. Es de agradecer en Trump que, sin ningún tipo de reparo ni educación, muestre la fuerza unilateral y la brutalidad que siempre ha sido el primer argumento en el poder mundial de la "mayor democracia".

    Por Jorge Alemán (*)

    Hay una confusión que a mi juicio insiste en la valoración del fenómeno Trump: creer que se ha producido el “fin del neoliberalismo progresista”. En esta fórmula hay un problema que luego da lugar a malentendidos.

    Por Jorge Alemán
    Psicoanalista y escritor

    La llegada de Donald Trump a la Casa Blanca ha dejado al mundo entero perplejo. Durante los meses previos a las elecciones, la inmensa mayoría de politólogos, analistas o periodistas afirmaban que era absolutamente imposible que ganara las elecciones.

    Déjenlo nomas pastar

    No rechace mi consejo

    Que yo lo voy a enterrar

    Cuando se muera de viejo

    (El corralero)

    Por Jorge Alemán (*)

    No profeso religión alguna y la fe, aquella que se siente en lo más intimo, no me fue concedida. No fui bautizado, me eduqué en un ambiente laico y distante de los hechos religiosos. Conocí los primeros templos en Europa y solo por razones culturales.

    Por Jorge Alemán

    Ayer Trump habló de los EEUU como si fuera una nación victimizada.expoliada por su generosidad en hacer ricos a otros paises y defender las fronteras. En su descripcion America era una pobre ovejita humillada.

    Por Ignacio Castro Rey

    Esto sucedió hace tiempo, cuando unos alumnos de Psicología le devolvieron a su profesor unas preguntas a tumba abierta que él había elaborado después de una de esas tardes en las que la vida parece acabarse. En cuanto al temor, ¿cuánto puede cambiar uno después de diez años? ¿Algo, mucho, nada?

    Mi viejo, que tenía quinto grado y ninguna falta de ortografía, me decía que este país se salvaba con algunos miles de argentinos honestos.
    Como cualquier intelectual pequeño burgués, pensé –al principio- que el razonamiento del viejo era primitivo, que no comprendía las contradicciones fundamentales ni sintonizaba las coordenadas de la dialéctica materialista ni el determinismo teleológico de las doctrinas críticas.

    Compartimos con nuestros lectores una entrevista realizada por el escritor Ramiro Torres  al filósofo español Ignacio Castro Rey, colaborador de nuestro espacio, publicada en la revista Palavra comum.

    Hubo un tiempo durante el cual los colonizadores pusieron en duda la posibilidad de que los pobladores originarios de América Latina pudieran ser considerados seres humanos. En una etapa histórica posterior, el vasallaje naturalizó una segunda perplejidad, consistente en debatir la existencia de una filosofía indígena, a la que se llegó a negar de plano. Con ella, sobrevino una tercera polémica que se dedicó a poner en cuestión, inclusive, la existencia misma de una filosofía latinoamericana.

    Por Ignacio Castro Rey

    Fijémonos en que, del amor a la decisión, del tabaco a la conversación, del alcohol a la lectura, todas las tecnologías corporales de concentración, que te permiten ser libre al menos de forma ocasional, están disueltas a manos de las tecnologías gregarias de dispersión. Hasta la concentración ociosa del paseo -caminar sin rumbo, contemplar, recordar, pensar en cualquier cosa- ha desaparecido en aras del mando a distancia. Reparemos solamente en un ejemplo minúsculo y significativo.

    Por Jorge Alemán

    Fué en los años 80 cuando comencé a insistir , estoy seguro que muchos colegas lo escucharon o lo leyeron, que Lacan era un "sintoma " en la izquierda .Con esta propuesta insistía en que la iizquierda debia descifrar el "jeroglífico "del sintoma en el sentido de Jacques Lacan ,para pensar las nuevas lógicas emancipatorias.